lunes, 9 de mayo de 2011

Descanse en paz


Iba a escribir esta tarde una pequeña crónica de lo mucho que he disfrutado este fin de semana en Menorca en la Ruta de los Faros, junto a Marino Lejarreta, Arturo y Lina, y los demás participantes, pero lo dejaré para mañana.
Esta tarde nos hemos entristecido con la noticia de la muerte de un joven ciclista en el Giro de Italia. Wouter Weylandt ha sufrido una grave caída a pocos kilómetros de la meta de la tercera etapa y ha muerto sobre el asfalto como en 1995 lo hiciera el italiano Fabio Casartelli en el Tour de Francia, o como otros corredores antes que ellos.
La muerte no es algo habitual en las carreras ciclistas, pero es algo que está allí, siempre acechante, y que puede ocurrir a cualquiera en cualquier momento.
El ciclismo, además de ser el mejor deporte del mundo, es un deporte duro, sacrificado y peligroso.
Ya está bien de hablar tanto de la parte oscura del ciclismo. Los ciclistas son jóvenes deportistas que entrenan muy duro, que se cuidan mucho y que, como vemos, se juegan la vida. Y todo esto en la mayoría de los casos sin que vean su cuenta corriente aumentada y sin la gloria y el calor del público en general.
Descansa en paz, Wouter. Ojalá seas el último.

1 comentario:

forcadell dijo...

Ha sido muy triste ver ese chico joven perder la vida de esta forma descanse en paz